skip to Main Content

Parcialmente Nublado: una historia de compromiso y amor incondicional

Parcialmente Nublado es un cortometraje de Píxar, que estrenó en el año 2009. Este desarrolla el rol de los padres y cuidadores junto a los desafíos que afrontan en la función parental.

Basándose en la leyenda de la cigüeña que lleva a los bebés con sus padres, el corto muestra que las nubes dan vida a las crías que esas aves deben llevar. Así, cada nube blanca alegremente entrega bebés humanos y de animales domésticos a la cigüeña con tanta alegría como ella las recibe. De la misma manera, los padres reciben emocionados el hijo o hija que traen al mundo. Ilusionados con la idea que tienen de lo que será el convertirse en padres.

Sin embargo, la versión idealizada no siempre es del todo compatible con la realidad. Puede suceder que un niño encuentre distintas dificultades en su desarrollo, situaciones con las cuales los padres no contaban. Puede que ellos se vean, piensen o se comporten de manera distinta o inesperada. O que tengan habilidades diferentes. Enfrentarse a casos así trae preocupación y temor a los padres, quienes desean que sus hijos puedan desenvolverse naturalmente y vayan a ser felices. Buscan garantizárselo utilizando las herramientas correctas. De igual manera, en el corto vemos que una de las nubes es de color gris y crea bebés diferentes al resto. Son animales difíciles de tratar y que generan que otros quieran tomar distancia: cocodrilos y erizos, por ejemplo. Ellos lastiman a la cigüeña y dificultan su traslado, pero ella mantiene la buena actitud a pesar de las dificultades que le generan sus pasajeros.

Llega el día en que la cigüeña se da cuenta de que las cosas se están volviendo muy complicadas. Entonces, cuando se dirige a su nube de siempre, pasa de largo y se detiene en otra. Esto enoja y entristece a la nube gris. Ella se manifiesta generando una tormenta y luego rompe en llanto desatando fuertes lluvias al creer que la cigüeña la ha abandonado. No obstante, la cigüeña regresa y resulta que el supuesto abandono, se trataba en realidad de un pequeño ajuste. La cigüeña no abandonaría a sus bebés, así que debía equiparse adecuadamente para poder darles lo que necesitan y poder también sentirse segura. Para ello, se coloca las protecciones deportivas que ha conseguido.

De igual manera, mediante amor incondicional y constancia, los padres pueden vencer sus temores frente a las diferentes dificultades. Es cuestión de “equiparse” con aquello que sea necesario para cumplir con las necesidades del hijo. A veces causa conflictos a nivel personal también. Pero el corto destaca el poder que tiene el compromiso parental por la crianza, aun en las situaciones más adversas. Es necesario comprender que cada niño es distinto y tiene diferentes necesidades que hay que prepararse para atender. Es indispensable, además, apoyar y acompañar para ofrecerle un entorno seguro. Cabe resaltar que esta responsabilidad se extiende también a las entidades educativas, las cuales deben velar por una educación inclusiva e igualitaria.

El corto concluye presentando la siguiente entrega de la cigüeña protagonista: una cría de anguila. A pesar de la protección que lleva puesta, el ave es electrocutada. Utilizando la metáfora, las necesidades de un niño pueden ir cambiando en el tiempo y, sin duda, no son las mismas para cada hijo de una familia. Por lo cual, no siempre se requiere de las mismas herramientas.

La cigüeña no se desanima por eso. Más bien, parece feliz de que, cada vez, el viaje y el fruto sean distintos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top