skip to Main Content

La Gallina o el Huevo

“La Gallina o el Huevo” es un corto animado, dirigido por Christine Kim y Elaine Wu Ringling (2013),que relata la difícil situación en la que se ve envuelto el protagonista, un cerdito que debe elegir entre su pasión por comer huevos y su adorada gallina.

¿Quién ganará en esta batalla? ¿El huevo o la gallina? ¿Qué significa escoger entre uno y otro?

En el inicio del cortometraje, se puede ver que el protagonista tiene una vida tranquila, donde disfruta de su independencia y de comer su alimento favorito: los huevos. Es interesante ver como se presenta  la satisfacción de los deseos de manera inmediata, sin límites, y donde la única regulación son los deseos del propio cerdo: “Quiero lo que deseo cuando lo necesito”. Bajo esa regla, se la pasa comiendo huevos fritos todo el día.

Pero luego conoce a la gallina y se enamora a primera vista. Desde un inicio queda claro que para estar con ella tiene que dejar de comer huevos. El cerdo lo acepta y se compromete simbólicamente a dejar de comerlos dándole una flor. ¿Qué significa la separación de lo que le dio felicidad y seguridad tanto tiempo y la apuesta por otro tipo de vínculo? Significa ese proceso que tiene que pasar cualquier persona al dejar atrás vínculos que han marcado una pauta de vida, en el cual se espera que el paso del tiempo ayude a uno mismo a  verse y entenderse en la situación. Todo esto acompañado del propósito de aceptar las pérdidas de manera tranquila y ver las ganancias de la nueva situación.

Es interesante como muestra el corto que, en todo ese tiempo, el cerdo tuvo un duelo interno el cual finalmente se expresó en sueños y alucinaciones. ¿Quién no ha soñado con aquello de lo que se separó? Para el cerdo, esto no significó volver a su antigua vida y a sus viejos hábitos.  Todo lo contrario, el episodio de crisis le dio la oportunidad para reflexionar sobre su propia decisión de avanzar y elegir un vínculo que le da más beneficios y felicidad, que culpa.

Así como el cerdito, todas las personas toman decisiones que consideran importantes en su vida, como por ejemplo, la decisión de cambiar de empleo para ir en búsqueda de uno que plazca más o la decisión de apostar por una nueva relación sentimental. Ambos casos pueden generar dudas en la cabeza o pueden quitar el sueño. Pero también, pueden volverse un momento de reflexión sobre lo que uno verdaderamente desea y cree que le hará bien.

Finalmente, la decisión del cerdito refleja esa fuerza que conforma a cada persona de orientar las elecciones hacia el desarrollo y la autoconservación. El corto muestra de manera divertida la primordial característica humana de buscar el bienestar, la vinculación, y el disfrute de la sexualidad. De esta manera el protagonista del corto logró mantener su relación, dejándose llevar por sus instintos que le dicen que, lo más saludable y que le otorga felicidad, es mantener su romance con la gallina, para así seguir siendo un cerdito alegre como se le conoció desde un principio.

QUIERO SEPARAR UNA CITA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top